¿Qué son las vanity metrics?

Las vanity metrics o métricas vanidosas hacen referencia a varios conceptos: métricas que no aportan valor de negocio, métricas que no aportan valor al producto y métricas que analizamos mal por culpa de nuestro ego.

Métricas que no aportan valor al negocio

Cuando desarrollamos un producto digital, hay muchas métricas que no aportan ningún valor al negocio y, por lo tanto, no se hace referencia a ellas como métricas de éxito. Unos claros ejemplos de vanity metrics de negocio son: el número de fans en Facebook, seguidores en Twitter y seguidores en otras redes sociales. Estas métricas no aportan valor alguno, aunque sienten muy bien a nuestros egos.

Las principales métricas vanidosas relacionadas con valor de negocio son: 

  • Cifras en redes sociales

  • Visitas a la página web

  • Descargas de la app

  • Emails en la lista de correo

  • Visualizaciones de vídeos

Métricas que no aportan valor al producto

Hay muchas métricas de producto que el mercado indica como relevantes, pero en realidad no lo son, o pueden ser falseables. El caso más claro es el DAU, pues hace referencia a un dato que es fácilmente falseable y no determina lo bueno que es un producto.

La mayoría de las métricas del punto anterior (métricas que no aportan valor al negocio) deberían estar aquí aunque en este caso las métricas vanidosas hacen referencia a métricas que creemos importantes pero podrían no serlo:

Métricas que analizamos mal por culpa de nuestro ego:

Las métricas no sirven para nada si no son analizadas. El proceso de análisis es el de extracción de conclusiones a partir de las métricas y depende de la formación y conocimientos de cada persona que las interpreta. Por eso, las métricas pueden aportar visiones diferentes dependiendo de quién las analice. En esta ocasión no hay una guía, pero sí un enemigo claro que causa mucha confusión: nuestro ego.

La idea es la siguiente: hay que mirar al producto como si fuera malo, analizar por qué es malo o buscar quién te pueda dar esa visión y corregirlo para mejorarlo. En la mayoría de los casos, mejorará.