Consejos para afrontar un gran proyecto como Developer Junior

Cuando uno está empezando en el mundo del desarrollo de software siempre se encuentra un poco perdido o asustado… y más aún cuando tu primer, o uno de tus primeros proyectos, es algo grande e importante.

En este post os daré algunos consejos que, según mi experiencia, os pueden servir para enfrentaros a este reto profesional sin salir quemados o, al menos, para no empezar tan asustados.

 

1. Ten en tu cabeza que eres Junior

¿Qué significa esto? Pues muy simple, significa que en ocasiones en tu cabeza sentirás la presión de que tienes que hacerlo todo ya, rápido y bien. Y sí, a veces esto será posible… pero la mayoría de veces no. La razón es muy simple también: no tienes la suficiente experiencia laboral. Pero precisamente eso es también una de la partes más bonitas de ser Junior: estás aquí para APRENDER.

Gran parte de tus primeros meses como Junior los vas a dedicar a coger soltura con el proyecto y a aprender cómo se hacen las cosas, junto con otras skills que me llevan al punto dos…

 

2. No todo es escribir código

 

Tus skills de developer no solo se van a basar en lo rápido y bien que escribes el código. Adquirirás nuevas habilidades también, con las que podrás ser más proactivo y útil para tus compañeros.

Algunos ejemplos de estas nuevas habilidades son:

  • Ser el maestro buscando en Google o Stack Overflow ese bug o feature que nadie encuentra.
  • Organización de proyectos.
  • Comunicación con tu equipo.

Estas son solo algunas de las habilidades que seguro que aprenderás en el proceso, así que recuerda una vez más: ¡no todo es escribir código!

 

3. No tengas miedo a equivocarte

En este tipo de proyectos vas estar siendo bombardeado constantemente con nuevas tecnologías, metodologías y, si llevas un tiempo en la empresa, probablemente también nuevos compañeros. Por eso es normal que te equivoques muy a menudo. Pero recuerda que nunca antes habías empezado un proyecto grande desde cero.

Intenta siempre seguir informándote y formándote, ya que es parte del proceso de estos proyectos, y piensa que no solo tú te vas a equivocar. Es probable que tus compañeros tampoco hayan usado estas nuevas tecnologías o frameworks y que aprendas junto a ellos.

Como experiencia propia, yo pasé de ser back-end a front-end siendo aún Junior, por los requerimientos de un nuevo proyecto. Es decir, tuve que enfrentarme no solo a un nuevo framework (ReactJs), sino también a un cambio de “especialización”. Al principio me asusté, no os voy a mentir, pero con el tiempo, y viendo como mis compañeros iban aprendiendo conmigo, me fui relajando y soltando. No hay nada que temer, todos tenemos que aprender cuando nos llega un nuevo reto.

 

4. Si te quedas atascado pregunta a tus compañeros

 

A veces te quedarás atascado en una tarea y no encontrarás nada en Stack Overflow, ni en tus apuntes y, lo que es más, ni siquiera tu sabia abuela podrá ayudarte con ello. 

En este punto deberás recurrir a tus preciados compañeros de equipo. Y sí, remarco compañeros de equipo para que los veas como lo que son: no es gente aleatoria con la que trabajas, sino esas personas que están ahí para ayudarte y apoyarte en estos proyectos. ¡No trabajas solo!

Con esto quiero decir que ellos siempre podrán darte una nueva perspectiva ante el problema, o a lo mejor incluso ya saben la solución y la tienen rondando en sus cabezas. Y añado que tampoco te limites a apoyarte solo en los Seniors, tus compañeros Juniors también pueden aportar mucho. Además, la realidad es que los Seniors no siempre estarán disponibles para ayudarte.

Otro consejo que puedo darte en este punto es que, si no tienes a nadie disponible para ayudarte, dejes la tarea aparcada y cambies a otra más fácil. Siempre viene bien refrescar la cabeza y, una vez hayas reacomodado las ideas con algo más relajante, ya retomarás la tarea anterior.

 

5. Participa activamente en las reuniones de equipo

Aunque creas que tus ideas u opiniones no tienen ningún valor porque tienes menos experiencia, no te cohibas, siempre que creas que tienes algo útil que decir, hazlo. Aunque quizás no des con la opción más adecuada, tu opinión siempre puede llevar a otras ideas que sí lo sean, y así tendrás la satisfacción personal de saber que eres parte del equipo y que has aportado algo para avanzar en el proyecto.

No te subestimes. Intenta siempre formar parte del equipo y darte cuenta de que eres tan útil como cualquier otro miembro.

 

6. Mantén una buena relación con tu equipo

 

Aunque no siempre dependerá de ti, siempre trabajarás mejor y más a gusto con gente con la que te lleves bien y con la que compartas buenos momentos en la oficina. Y un buen ambiente de trabajo siempre te ayudará a ti y al resto de tus compañeros a llevar mejor los momentos de máxima presión.

A esto añádele que, si en algún momento estás saturado y necesitas respirar aire fresco para darte un descanso, siempre es mejor ir acompañado y distraerte un poco de los temas del trabajo.

 

7. Cuida de lo personal

Este último punto lo voy a llevar a un terreno un poco más personal. Y es que, como he dicho al principio, no todo es escribir código. Seguramente habrá momentos en los que estarás hasta arriba de presión, ya sea porque son las últimas semanas para entregar el proyecto o porque hay un error crítico y nunca antes te habías enfrentado a una situación igual. Mi consejo es que intentes apoyarte en tus seres queridos, en lugar de pagarlo con ellos. Este es un error frecuente que quizás cometas al no darte cuenta de tu estado actual. Por eso, te recomiendo hablar siempre los problemas con tu equipo así como distraerte un poco cuando llegues a casa. Con el tiempo esta presión se irá y trabajarás mejor.

 

Como resumen diría que la clave para afrontar un gran proyecto como developer Junior es mantenerse siempre activo, aprendiendo, y sin miedo de nuevos retos profesionales. Todos empezamos desde cero, y Roma no se construyó en un día.

Leave a Reply