¡Bienvenido, Andrés!

Dicen que las malas noticias nunca vienen solas o, en este caso, las buenas. Y es que si hace unos días os presentábamos a Carlos, hoy es el turno de Andrés Fulla. ¿O deberíamos decir volver a presentar? Puede que Andrés se haya incorporado al equipo hace solo unos días… Pero no es la primera vez que lo hace. Es más, tiene el honorable título de ser el primer empleado en la historia de Product Hackers.

Onboarding Andrés Fulla

Pero empecemos por el principio. A Andrés, aunque nació en León, se le puede considerar un madrileño al uso, ya que lleva por aquí dando vueltas desde que tenía 6 añitos. No siempre quisó ser programador, de hecho empezó estudiando Economía, pero sí que le gusta programar desde siempre. Y, desde que decidió que eso de programar era lo suyo, ha trabajado en muchos proyectos, como Wyred o Liferay, y tanto en España como en Inglaterra. Incluso se atrevió a ser autónomo durante algún tiempo. Sí, es de esos valientes. Por eso se incorpora al equipo como Frontend Developer.

Antes de que siquiera existiera Product Hackers conoció a los fundadores, Luis y Jorge y, como pasa con las buenas relaciones modernas, hicieron “match” al instante. La primera vez que trabajaron juntos fue para el trabajo final de carrera de nuestro CTO, pero desde entonces siempre han estado inventando cosas nuevas.

En cuanto a qué hace en su tiempo libre… Buena pregunta, porque hace de todo. En serio. Desde clases de animal flow (buscadlo en Google, no os arrepentiréis) a cerámica o costura. O patinar. O leer.

Así que estamos muuuuy felices de poder decir que el “hijo pródigo” de Product Hackers ha vuelto a casa. Y de que le gusta la tortilla con cebolla. Menos mal.

Leave a Reply