El abecé del Interim Management

Siempre me ha gustado el mantra que empieza a extenderse: “procura ser el más tonto de la sala”. O de tu equipo. O de tu empresa. Eso querrá decir que has sabido fichar y rodearte de gente que te va a ayudar a llegar más lejos, más rápido y con más probabilidades de éxito.

Como empresarios o emprendedores, muchas veces nos encontramos ante situaciones en las que nos vemos sobrepasados de forma temporal por determinados temas o áreas de conocimiento. Ser un “one-man-orchestra” no es fácil. Por eso necesitamos rodearnos de personas que sean excelentes en lo suyo, y que complementen nuestras habilidades. El problema es que el talento es escaso, y nuestros recursos también. Por eso es importante que decidamos centrarnos en contratar primero aquello que es core para nuestra empresa, que en un entorno tecnológico como el nuestro será probablemente un CTO (si no es socio, que sería lo ideal), un Product Manager y un squad de desarrolladores del más alto nivel que podamos permitirnos.

Pero, entonces, ¿qué pasa con todos los demás departamentos de mi empresa? ¿No necesito un CFO? ¿Ni un CMO? – Mi opinión es que no necesariamente. Y que en mi experiencia, dar responsabilidades de CFO o CMO a alguien sin las capacidades para ello porque es lo que nos podemos permitir, puede convertirse más en un obstáculo que en una ventaja para nuestro negocio. Por eso, cada vez creo más en la figura del interim manager.

Vamos a intentar entender un poco mejor qué es, y por qué creo que es una herramienta muy útil para determinado tipo de empresas.

¿Qué es el interim management?

Los interim managers, o gestores interinos, son ejecutivos, altos directivos u organizaciones con una serie de habilidades muy avanzadas en áreas de conocimiento concretas y un track-record exitoso. Normalmente se contratan para puestos directivos para resolver un problema concreto o una situación inesperada. Se incorporan a la estructura directiva durante un periodo de tiempo para gestionar una misión o proyecto concreto, en general ligados a períodos de transición o crisis. Esto es importante destacarlo. No son meros consultores, sino ejecutores. Son uno más dentro de la empresa aunque no estén a tiempo completo.

Es muy habitual que las empresas se enfrenten a situaciones desconocidas o en las que tienen poca experiencia. Estas pueden ir desde internacionalizar la empresa, hacer una gestión avanzada de los flujos de caja, gestionar negociaciones bancarias complejas o entender la manera óptima de focalizar nuestros esfuerzos de marketing.

Un interim manager tiene una amplía experiencia procedente de años trabajando con distintas empresas en un mismo área de trabajo. Además, aporta una visión externa y objetiva de la situación de la empresa, así como de sus retos y problemas, muy útil en momentos de tensión empresarial en las que es muy fácil perder el foco. Un interim manager ya ha pasado decenas de veces por esa situación. Es una suerte de guía experimentado que ayuda al empresario a superar ese problema con seguridad.

Ventajas del interim management

Visto todo lo anterior, las ventajas de contratar a un interim manager son bastante claras, pero podemos resumirlas en:

  • Permite contratar a alguien “sobre-cualificado” o que de otro modo no podríamos contratar a tiempo completo.
  • Permite resolver problemas de manera activa, y mucho más rápida y eficaz que hacerlo internamente. Son personas que han pasado por ese problema muchas veces. Van a resolverlo mucho más rápido que tú.
  • Sencillo, sin ataduras a largo plazo y fácilmente reemplazable. Al tratarse de un contrato mercantil, no acumulamos pasivo laboral ni hay problema en despedir.
  • Foco total en consecución de objetivos.
  • Visión externa, fresca y objetiva de la empresa. Muchos directivos caen en el error de contar sólo lo que creen que el CEO o el Consejo quieren escuchar. Los interim managers no tienen mayor vinculación con la empresa, por eso no tienen motivos para callarse ningún tipo de mensaje.
  • Transmisión del conocimiento. El equipo se beneficiará de la presencia de un interim manager, su experiencia, consejos y ejemplos. Estos ayudarán al desarrollo de la organización y sus habilidades.

¿Por qué contratar a alguien de fuera en vez de hacerlo internamente? ¿Es para mí el interim management? ¿Son consultores?

Si después de todas las ventajas que te he contado te siguen quedando dudas, párate a pensarlo un momento. Si tu empresa tiene un dolor, ¿vas a automedicarte? ¿Los mismos mecanismos que te han llevado a este dolor son los óptimos para recetar la solución? Probablemente no. Lo que un negocio necesita hoy, probablemente no sea lo mismo que necesite dentro de seis meses (siempre que hablemos de partes no core del negocio).

Por otro lado, utilizar un recurso interno existente para los problemas suele tener costes de oportunidad asociados, ya que deberá dejar de hacer sus tareas diarias, y además no tendrá necesariamente una visión global o la experiencia necesaria para resolverlo. Entrará en un bucle de prueba y error que puede llevar demasiado tiempo. Son situaciones de mucho calado, nuevas y para las que la empresa muchas veces no está preparada. Si lo afrontas con tus medios existentes estarás, además, incrementando la tensión habitual del negocio.

Fichar a un buen CFO (y digo BUENO. No tu primo el auditor) o un buen CMO (BUENO. No tu primo el que hizo 3 campañas en Facebook Ads cuando hacía dropshipping de productos de China) a día de hoy es MUY caro en España. A un sueldo por encima de los €80k, poniéndome en el rango bajo, le tienes que sumar variables, vacaciones, coste empresa, coste de contratación y probablemente un plan de stock options. Con los interim managers pagas por los días que efectivamente contrates, y su trabajo suele compensar con creces el coste asumido. El ROI (Return on Interim) suele ser muy alto.

Gasta todos tus esfuerzos en fichar un equipo top que te permita llegar a lo más alto. Pero analiza y entiende qué partes de tu negocio son core y focaliza esfuerzos. Para todo lo demás, quizá tenga sentido acudir a expertos que te ayuden a dar el salto al siguiente nivel. Más rápido, más eficazmente, y con una probabilidad de éxito mucho más alta.

1 comment

  1. José Manuel
    abril 25, 2020 at 4:24 pm

    Hola, he leido vuestra propuesta de interim CMO y CFO, me parece interesante y me gustaria saber más sobre ella.
    Estamos a punto de lanzar un PMV de un servicio SaaS B2B self service.
    Un saludo
    PD: enhorabuena a Luis por el libro de growth, lo leo y releo habitualmente.

Leave a Reply