Coste de adquisición de un cliente o CAC

El coste de adquisición de un cliente o CAC es la inversión económica que hemos realizado para conseguir que un consumidor potencial se convierta en una conversión final y adquiera nuestro producto o servicio.

¿Cómo se calcula el CAC?

Para calcular el CAC tenemos que dividir la inversión total marketing (incluyendo inversión en canales de pago, personal, etc.) entre el número de clientes conseguidos con esa inversión.

El CAC nos permite medir la eficiencia de nuestra estrategia de adquisición, así como es una parte importante junto al LTV para entender la rentabilidad de nuestro producto o servicio gracias al ratio LTV/CAC.