8 motivos por los que un emprendedor es tu Growth Manager perfecto

5 min de lectura Artículos
8-motivos-por-los-que-un-exemprendedor-es-tu-growth-manager-perfecto-y-3-riesgos

Llega un momento en la vida que incluir un emprendedor supone un reto para cualquier compañía, aunque también una oportunidad enorme

Si algo sorprende cuando conoces al equipo de Growth Managers de Product Hackers es la cantidad de (ex)emprendedores que hay dentro: fundadores de pequeñas startups, proyectos laterales, startups invertidas, con exits grandes… Y alguna que otra historia de cierres lamentables. Y en todos los casos hay ciertos patrones comunes que hacen que el equipo gane solidez.

En este post te voy a descubrir qué aportan los (ex)emprendedores a Product Hackers y cómo puedes hacer tú para conseguir talento emprendedor y gestionarlo exitosamente.

1. Autonomía y velocidad de arranque

Un emprendedor es alguien que ha conseguido montar un negocio desde 0. Ya vienen de casa con el drive interno para pasar de la idea a la acción sin necesidad de pasar por aprobaciones valoraciones y mayores indicaciones. Esto, cuando se trata de aplicar un roadmap de Growth basado en la experimentación, es fundamental. Ideas hay cientos, miles, pero la capacidad de pasar de la idea a la acción es más escasa. 

Uno de los pilares del éxito de Product Hackers es aportar valor real, tangible y práctico a nuestros clientes, con experimentos que “mueven la aguja” de las métricas de forma tangible. Un emprendedor siempre va a ser útil en pasar del dicho al hecho.

2. Visión holística y profunda de verticales

Alguien que ha respirado, transpirado, exudado y expirado un negocio digital en un vertical concreto aporta muchísimo conocimiento detallado sobre sus aristas. Un eCommerce no solo es el store front, sino que impacta de la misma manera la logística, almacén, aprovisionamiento, alojamiento, personal, atención al cliente, compras… Y cada vertical tiene su propias particularidades: no es lo mismo un retailer de moda que un travel, y dentro de moda depende de si produce, diseña, distribuye… 

Saber qué implicaciones tiene cada cosa que muevas, ayuda a todo el equipo.

3. Capacidad de priorización

Si algo define el rol de un founder es la capacidad de priorizar. Cuando no hay dinero y hay que moverse rápido, ser capaz de aislarse de las cosas superfluas y atacar a lo que de verdad va a generar valor es la clave de supervivencia de cualquier startup para encontrar product-market fit y, una vez encontrado, ser capaz de detectar qué es lo que aporta valor y genera crecimiento para aprovecharlo al máximo es clave.

4. Empatía con stakeholders

Un emprendedor rápidamente entiende qué zapato le aprieta a otro emprendedor y por qué. A la hora de alinearse con la estrategia de un cliente, alguien que ha tenido que tomar esas decisiones estratégicas va a poder ponerse en su lugar de una manera mucho más intuitiva.

5. Conocimiento del bottom line (ingresos)

Este punto está relacionado con el anterior. Un exemprendedor sabe que el objetivo final de una compañía es generar beneficios. Y no por un motivo egoísta de ganar dinero (que también), sino porque una empresa que genera resultados es una empresa que puede crecer, una empresa en la que las personas pueden trabajar tranquilas y una empresa con capacidad de acción para innovar, adaptarse al cambio y, en definitiva, prosperar. 

Parece obvio, pero es muy fácil que los árboles tapen el bosque y que la obsesión por mover una tasa de conversión no nos permita ver el global de un negocio. Un emprendedor siempre va a tener siempre “eyes on the prize”.

6. Tendencia natural a buscar oportunidades

Un emprendedor, por naturaleza, busca y encuentra oportunidades allá donde va. Es un mindset que viene de serie (y que es lo que define a los emprendedores) y que hace que no puedan ni tomar un café sin pensar qué podría hacer la cafetería para mejorar sus resultados, llegar a nuevos clientes, etc.

7. Templanza ante malos resultados

¿Un experimento ha salido mal? ¿Resulta que esa idea tan absolutamente disruptiva que tenías no funciona? Ok, otro día en la oficina, “peor es morirse”.

Esta actitud puede parece frívola, pero la capacidad de encajar golpes negativos es la base sobre la que construir la capacidad de dar golpes ganadores. 

8. Valoración del riesgo

Siguiendo el anterior punto, un emprendedor va a tener una valoración del riesgo probablemente más afinada. Son personas que han sabido medir muy bien anteriormente el riesgo, apostando su dinero, tiempo y esfuerzo.

Veamos a qué riesgos nos solemos enfrentar.

Sesgo del apostador

Éxitos pasados no garantizan éxitos futuros, pero a nivel psicológico genera un sesgo que puede dificultar valorar un riesgo excesivo por exceso de confianza en tus capacidades. 

Por este motivo, el trabajo en equipo y multidisciplinar ayuda a reducir esta infravaloración del riesgo o sobrevaloración de la capacidad para sacar ciertas acciones adelantes. Todo acelerador necesita estar cerca de un freno.

Perspectivas viciadas

El lado oscuro del conocimiento profundo de un vertical es la transposición de su experiencia, elevándola a categoría. De la misma manera que el imput de un emprendedor sobre su vertical de expertise es muy valioso, puede hacerle perder perspectiva del mismo

Para reducir este riesgo, involucrar al emprendedor en proyectos que sean distintos a sus áreas de experiencia pasadas facilitan extraer lo positivo de sus skills, reduciendo el riesgo de la perspectiva viciada.

Tendencia a saltarse las normas

Por último, el principal riesgo a la hora de contratar a un (ex)emprendedor es que no se adapte a tus procesos, normas y metodologías. Alguien acostumbrado a seguir sus normas y procesos, con autonomía y capacidad de creación, siempre retará las normas que se le impongan.

Para eliminar este riesgo solo hay una receta: tener una cultura empresarial que valore cuestionar el status quo, que se centre en la mejora continua y que facilite a sus trabajadores la autonomía de probar nuevas maneras de hacer las cosas y aplicarlas para todos si se demuestran válidas. 

Si eres emprendedor y estás buscando un lugar en el que desarrollar tu talento trabajando con proyectos top al lado de gente con más talento del que te imaginas, Product Hackers es tu casa.

Si como compañía quieres contratar al mejor talento, con capacidad para sacar proyectos transformadores adelante, Product Hackers es tu solución.

Comparte en tus RRSS

Twitter LinkedIn
Post /Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Post /Relacionados
alineando-incentivos-para-crecer

Alineando incentivos para crecer

incertidumbre-poker-impostores-intransigentes

Gestión del caos: Incertidumbre, póker e impostores intransigentes

para-crecer-tienes-que-hacerte-las-preguntas-dificiles

Para crecer tienes que hacerte las preguntas difíciles